Desde la llegada de su segundo hijo hace ochos meses, la socialité había estado luchando contra los 32 kilos ganados en el embarazo y tras someterse a un riguroso plan de alimentación y entrenamiento físico personalizado, se puede ver ahora que el cambio es sorprendente.

La feliz familia disfrutó de sus vacaciones en las playas de Punta Mita, en territorio mexicano, donde unos amigos cercanos tienen una propiedad. La mamá de 35 años fue captada jugando alegremente con el pequeño Saint y luciendo un bikini coordinado con la pequeña fashionista North.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x