Durante su intervención explicó las deplorables condiciones económicas, financieras y de caja que dejará el actual gobierno, donde al brutal endeudamiento de la entidad, se suma un déficit presupuestal enorme que se calcula, de entrada, en casi cuatro mil, 500 millones de pesos.

Corral pidió a los senadores su ayuden para plantear juntos a la Cámara de Diputados las medidas y los apoyos necesarios para el saneamiento financiero de Chihuahua.

“No voy a someterme a requerimientos o condiciones indignas para Chihuahua por parte del régimen, y menos, intercambiar impunidad por recursos federales. En todo caso exigiremos lo que a Chihuahua le corresponde, y que el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto reconozca su corresponsabilidad en este desastre financiero y el problema de liquidez que enfrentaremos” añadió el gobernador electo.

Y dijo en su intervención: “Soy consciente que está en nuestras manos darle cauce a la esperanza, y concretar lo que los ciudadanos esperan, no les vamos a fallar”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x