La lucha es política, no jurídica: planilla blanca

 

Chihuahua.- “En el Estado de Chihuahua, la alternancia no es nueva; sin embargo, la derrota estrepitosa que tuvimos si lo es; por ello, el uso de los mecanismos que brinda la política para hacer las cosas mejor deben utilizarse, no imponiendo criterios, ni voluntades particulares; el diálogo es el instrumento más valioso para construir escenarios de consenso o bien de acuerdos políticos incluyentes que rompan la barrera de la lucha grupal” lo anterior fue expresado por el diputado Federal Alejandro Domínguez.

Dijo que, desde el año 2007 no se ha dado la apertura en un proceso interno, y que por ello la participación en la renovación del Consejo Político Estatal de Chihuahua y precisó que fue para:

 

  1. Ejercer nuestros derechos como militantes, participando en un proceso interno convocado por el Partido, lo cual no debe molestar, ni incomodar a nadie, ya que sería contrario a los principios que como Partido sostenemos.
  2. Convencer con argumentos sólidos sobre la necesidad de dar más legitimidad a nuestros órganos de decisión, abriendo a la militancia la elección del Consejo Político Estatal y con ello, reconocer que el PRI somos todos sus militantes, buscando erradicar practicas excluyentes que dañan a nuestro instituto político.
  3. Buscar que el PRI atienda y respete a su militancia para de esa manera poder contar con la calidad moral y política suficiente que nos permita ser escuchados por la sociedad.
  4. Que el PRI  entienda y atienda a la democracia como el ejercicio pleno de los derechos de la militancia, asumiendo que la fortaleza del Partido en el futuro está cimentado en la inclusión y no en la actitud monolítica de la dirigencia.
  5. Motivar a la militancia a pasar de la disciplina institucional sometida, a la disciplina institucional participativa, acorde a los nuevos tiempos que reclama México.
  6. Lograr que el proceso de renovación de la Dirigencia Estatal del PRI en Chihuahua, se realice con la participación más amplia de militantes; haciendo uso de uno de los dos siguientes métodos de elección: la  consulta a la militancia; o, la elección mediante el voto libre y secreto, en urnas instaladas en los 67 comités municipales, de los consejeros políticos estatales y municipales.

 

La transparencia y rendición de cuentas es el grito desesperado que la sociedad realiza en la actuación de los gobernantes; ante ello, coincidimos en que los partidos políticos debemos exigir a los representantes populares respetar el orden jurídico y asumir las responsabilidades derivadas de algún acto contrario a la Ley que hubieran cometido.

Si planteamos el respeto a la Ley, es necesario también que, como militantes, exijamos respeto a nuestros ordenamientos internos, bajo la premisa de que el buen juez por su casa empieza.

La legalidad es uno de los elementos primarios de la vocación política de nuestro partido; las omisiones legales y violaciones estatutarias en este proceso interno son lamentables, y sin duda son suficientes  presentar el recurso de inconformidad previsto en el artículo 38 del Código de Justicia Partidaria; pero no seremos nosotros quienes estemos en el banquillo de los acusados por las lamentables omisiones en el desarrollo del proceso interno; así que impugnar representaría el pretexto ideal del Delegado Nacional y de la Dirigencia para no asumirse como responsables de lo que pasa en el Partido en el Estado de Chihuahua.

Queremos dejar claro ante la Dirigencia Nacional y ante la Comisión de Justicia Partidaria que el proceso interno para la renovación del Consejo Político Estatal en Chihuahua fue manejado de forma inadecuada, sin garantizar el respeto a los estatutos y a la militancia.

La responsabilidad de mantener la unidad y cuidar la legalidad de nuestros procesos internos es de la dirigencia, de tal manera que los efectos negativos de este proceso interno mal atendido y de nula operación política ponen en duda la capacidad de negociación y diálogo que para la renovación de le dirigencia del partido requiere tener el delegado del Comité Ejecutivo Nacional que nos fue enviado; por ello, reiteramos la necesidad de su salida, ya que no es garante de equidad, dialogo y voluntad de construcción de la fortaleza del PRI en Chihuahua.

Los militantes del partido que conformamos e impulsamos el registro de la planilla blanca decidimos enviar esta señal de alerta a la dirigencia nacional; porque nuestro interés es que las cosas se hagan bien en el Partido y que desde adentro hagamos un llamado a la legalidad y buenas prácticas que nos están reclamando los ciudadanos. No podemos culpar a los demás de lo que hacemos mal como Partido, esperamos que ésta intención legítima propicie que logremos transformar de fondo nuestro actuar.

Seguiremos, desde adentro, buscando un partido fuerte; por ello realizaremos lo siguiente:

  1. Entregaremos documento que contiene La irregularidades al Presidente Nacional Enrique Ochoa Reza y a la Comisión de Justicia Partidaria.
  2. Solicitaremos por escrito el uso de la palabra en el Consejo Estatal para expresar lo que buscamos para el PRI.
  3. Iniciaremos giras de trabajo al interior del estado para dialogar con la militancia y medios de comunicación a fin de promover nuestra visión de lo que como Partido debemos hacer y sumar las ideas de todos en las tareas del PRI.
  4. Solicitaremos un proceso donde participen los más militantes posibles en la renovación de la dirigencia estatal

 

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x