Y a su bello facial le debe un récord Guinness: es la mujer más joven del mundo que luce una barba completa.

Así lo estableció Guinness World Records, la que se autodefine como la autoridad global encargada de fijar estas marcas.

Con el reconocimiento, Kaur espera poder hacer llegar su mensaje de empoderamiento a más gente.

Y es que para esta mujer de Slough, una ciudad del sur de Inglaterra, dejarse barba fue una respuesta a todos aquellos que la humillaron de joven.

Kaur tiene el síndrome del ovario poliquístico, un trastorno hormonal que puede provocar el crecimiento excesivo de vello facial.

A ella le empezó a brotar a los 11 años, primero en su cara y luego en el pecho y en los brazos.

«Durante la secundaria todo el colegio se burlaba de mí por ello», recordaba a BBC Asia en 2013.

«Fue horrible. Odiaba tener que levantarme de la cama».

En ese tiempo optó por depilarse, hasta dos veces a la semana. Y también probó con decolorarse la barba, y finalmente con rasurarla.

Pero eso último no hizo más que empeorar el problema: el vello se volvió más y más espeso.

Se avergonzaba tanto de su apariencia que se negó a salir de casa y a los 14 empezó a autolesionarse, incluso a considerar quitarse la vida.

«Me encerré a mí misma en mi habitación», contó.

«Y las lesiones que me provoqué a mí misma me hicieron aún más daño emocional».

Además, veía a mujeres guapas en las revistas y en la televisión y quería ser como ellas, dijo.

«Era horrible ver que mis amigas tenían novios y que no había nadie que se sintiera atraído por mí».

Sin embargo, a los 16 años y después de ser bautizada como sij dejó de rasurarse.

El sijismo, una religión monoteísta que tuvo origen durante el siglo XV en India, considera el hecho de dejarse crecer el pelo y la barba un símbolo de respeto hacia la perfección de la creación de Dios.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x