En respuesta, la Cancillería identifica a los gestores o aliados que puedan revertir ese estereotipo y acuden a universidades, sociedad civil, comunidades mexicoestadounidenses, sector privado, empresarios de aquel país y mexicanos.

Se trata de un plan en medio del proceso de sucesión presidencial en Estados Unidos y de enfrentar las críticas antinmigrantes. Esta acción se enmarca en una estrategia de tres etapas: diagnóstico –a través de tres encuestas y focus group– de cómo es visto México, los mexicanos y los mexicano-americanos en Estados Unidos; cambio de funcionarios que atienden esta relación, con un perfil enfocado en la promoción y la reconstrucción de redes de aliados en aquel país.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x