Zach Baldwin le pidió matrimonio a su novia durante unas vacaciones a Vail, Colorado, pero antes de que le dijera que sí, ya tenía planeada toda la boda.

Como no podía esperar más, le suplicó que se casaran ese mismo día, pues todo esta listo; el vestido, los invitados, el pastel, los anillos, etc.

“Tengo una segunda pregunta que hacerte. ¿Quieres que nos casemos hoy?», le dijo. Entonces, Catie Bossard no tuvo qué hacer nada más que cambiarse y vestirse de blanco.

“Mi madre y mi hermana eligieron un vestido y mis mejores amigas, Alex y Amanda, eligieron otro. Fue fácil. Me probé los dos y me quedé con el que estaba más cómoda. Todo salió fantástico».

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x