Le quitan custodia por enseñar a su hija a maldecir a papá

Nuestros hijos deben de ser nuestra mayor prioridad, procurar su sano desarrollo para que tengan una vida sana y adaptada a la sociedad, nunca, por ningún motivo los hijos deben de ser puestos en contra de alguno de sus padres, es inmenso el daño que les podemos causar a su mente aún en desarrollo.

En Nicaragua un juez suspendió la custodia de su hija a una madre que obligaba a su pequeña a maldecir a su padre incluso a desearle la muerte, hasta causarle en llanto de tantas barbaridades de las que era forzada a comunicar.

El juez Arana Castillo del Quinto de Familia de Managua, Nicaragua, suspendió la autoridad parental, cuidado y crianza de la mujer que tenía el cuidado de su hija de solamente 5 años de edad, los motivos fueron inculcarle sentimientos de odio contra su padre, indicó el poder Judicial de Nicaragua.

Cuando los padres comenten este tipo de actos es terrible para el desarrollo de los menores de edad, se vinculan al Síndrome de Alienación Parental, causando serios daños tanto físicos como psicológicos que suelen ser irreversibles en la mayoría de los casos, es algo que afectan a los individuos en toda su vida adulta.

 

Imagen ilustrativa    

 

La madre de 29 años, de oficio comerciante, será obligada a depositar el 25% de sus ingresos para la manutención de la niña.

Este juicio comenzó en abril de este año, cuando el padre de la menor, quien cuenta con 36 años de edad, demandó suspender la autoridad parental de la mujer con la que concibió a la niña, además de proponer que la crianza y cuidado de la menor cayeran bajo su responsabilidad.

La evidencia contra la cruel mujer puede herir la susceptibilidad de algunas personas pues, se presentaron 13 audios donde se escucha a la mujer obligando a la niña a decirle a su padre: «maldito perro, ojalá que te mueras, por tu culpa no voy a la escuela».

La resolución judicial señala asertivamente que esto es no sólo lamentable, es despreciable y repudiable, es algo que conmueve como ser humano a cualquier persona, se siente un repudio al oír la voz quebrada y sollozante de la niña cuando no quiere decir «te odio» a su padre.

Se señala como causal de la suspensión de la custodia el incumplimiento de las obligaciones hacia la hija en forma reiterada y maliciosa.

Complejo Judicial Central de Managua   

 

Estas acciones tan negativas son capaces de deformar la personalidad de un niño y adolescente, determinó un grupo interdisciplinario de profesionales, someter a los hijos a maltratos físicos, morales o psiquicos, lesiona su salud, su integridad física y la dignidad de la persona.

La madre se trató de excusar diciendo que su todavía esposo la demandó para presionarla para que ella retire una demanda por violencia física, psicológica y patrimonial que ella interpuso contra su esposo anteriormente.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x