Lo protegen CEDH contra vecinos ruidosos; culpan a Cabada

Chihuahua.- Un hombre en Ciudad Juárez que se pasó cuatro años elaborando una bitácora de llamadas al 911 porque sus vecinos ponían la música a volumen alto todos los fines de semana, recibió ahora la protección de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, CEDH, a través de una recomendación al alcalde Héctor Armando Cabada.

Dos años después de interpuesta la queja en el organismo derechohumanista, este resolvió a su favor que al poner la música alta durante varias horas todos los fines de semana, y al no hacer nada para evitarlo y solucionarlo y aún más, al mentir sobre los procedimientos y multas impuestas a los vecinos, se violaron los derechos humanos del quejoso.

Por ello, la recomendación 23/2020 de la CEDH va dirigida al alcalde así como a la Dirección de Ecología del Municipio de Juárez, ya que aunque la queja se presentó también en contra de la Secretaría de Seguridad Pública, la CEDH argumentó que no podía saberse con claridad si esta actuó mal o no.

Por la recomendación dada a conocer por la CEDH en estos días, se sabe que el hombre documentó en su bitácora alrededor de 300 llamadas realizadas al 911 para reportar la comunicación auditiva de sus vecinos, en el periodo del 16 de diciembre de 2016 al 1 de junio de 2019, es decir, en este tiempo, casi cuatro años, hubo un promedio de 75 llamadas por año, 6.25 al mes y 1.4 por semana, y a pesar de que la visitadora de la comisión determinó que en solo 12 veces sí atendió el reporte la policía, dijo que no podía saberse con exactitud si en el resto de las llamadas también acudió, por lo que retiró la probable responsabilidad policiaca.

No así la de la Dirección de Ecología de Juárez, que primero dijo que no se encontró materia, luego que la denuncia había sido retirada, después que los vecinos escandalosos ya no lo eran, y finalmente terminó por responder aceptando que al menos tres boletas de multa en contra de los vecinos no habían sido pagadas y que además, otras tres fueron condonadas sin que hubiera razón de peso para ello.

No conforme con todo el lío legal que tuvo que soportar el vecino, presentó además como evidencia una impresión diagnóstica, en la que el médico estableció que el hombre reflejó graves alteraciones emocionales acompañadas de miedo, ansiedad, sentimiento de injusticia y estrés ocasionados por las agresiones y constantes amenazas por parte del vecino, así como por la nula respuesta de las autoridades.

Por todo ello, la Comisión recomendó al alcalde Cabada atender este y todos los casos en los que se violen derechos humanos, capacitar al personal de la dirección de Ecología y hacer las gestiones tendientes a que no se vuelvan a repetir hechos así.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x