La Auditoría Superior del Estado a través de un informe que fue hecho en el año 2013, muestra claramente que la máxima casa de estudio entrego el dinero a los titulares del equipo de futbol sin firmar ningún contrato.

Ante la observación, la Universidad Autónoma de Chihuahua respondió que la sociedad civil que recibió el recurso fue la Operadora Deportiva Universitaria y que, por tanto, la regulación de ésta quedaba implícita en el acta constitutiva de la misma y que, por ende, la UACH, como socio mayoritario podía realizar este tipo de aportaciones.

Al respecto, la ASE resolvió que esta respuesta no solventaba la observación, por lo que no fue aceptada la contestación de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

“La sociedad civil, ha recibido recursos de la Universidad por $9,927,840.00 sin que haya mediado un convenio y/o contrato donde se establezcan las condiciones, obligaciones y derechos sobre los fines de los recursos proporcionados entre ambas partes, incumpliendo con el principio de transparencia que establece el artículo 134 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”, cita el informe.

Dentro de la ASE se evidenció otro gasto de 945 mil 157 pesos por concepto de vestuarios, uniformes y blancos, integrados por 75 cascos, 86 conjuntos deportivos, playeras, cachuchas y viseras para los equipos que participaron en el torneo interfacultades del año 2013.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x