Los especialistas de la Unidad Académica de Agronomía (UAA), de la UAZ, recaudaron en diversos municipios del estado 27 muestras originarias de maíz, a fin de identificar las más productivas para su mejoramiento genético.

Para el desarrollo del proyecto, los objetos de estudio fueron probados en siembras de campo con y sin sequía, mencionó Maximino Luna Flores, uno de los líderes del proyecto.

De ahí seleccionamos las tres variedades que más rindieron con sequía y tuvieron un pequeño contraste en relación con el rendimiento obtenido sin sequía”, indicó Luna en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En la segunda fase, los investigadores realizaron las pruebas morfológicas, fisiológicas y anatómicas; estas últimas registraron el total de estomas por donde las hojas de las plantas transpiran y obtienen dióxido de carbono (CO2) del aire.

Los protocolos de morfología comprenden cerca de 50 tipos, como el color de grano, número de hojas por planta, altura que alcanzan, granos por mazorca, longitud y ancho de la hoja, predisposición a enfermedades y resistencia al viento.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x