De acuerdo a los pronósticos del informe semestral del Banco Mundial sobre América Latina y el Caribe, “El gran giro: restaurar el crecimiento a través del comercio”, el crecimiento de México y América Central se deberá a una menor dependencia de las exportaciones de materias primas y una mayor correlación a la recuperación económica en los Estados Unidos.

“La desaceleración regional parece estar llegando a su fin, se espera que la tasa de crecimiento promedio se vuelva positiva en 2017”, dijo Augusto de la Torre, economista en jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Related Post