Lo anterior, luego de que el consejero Armando Barajas pidió la expulsión de tres gobernadores priístas por supuestos actos de corrupción, entre ellos al de Chihuahua.

El mandatario estatal subrayó que se encuentra tranquilo ya que la petición se deriva de los señalamientos que realizó la Auditoría Superior de la Federación por 17 irregularidades cometidas en la aplicación de recursos federales por parte de la administración estatal.

Sin embargo, subrayó que dichas anomalías correspondieron a los años 2009 y 2010, cuando el Gobierno del Estado era encabezado por José Reyes Baeza. “Estoy absolutamente tranquilo y claro de lo que he venido compartiéndoles, no tenemos ninguna razón por la cual podamos ser en ese sentido apremiados y hemos dejado muy claro que la solicitud del consejero tiene que ver con otros años de ejercicio de la administración

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x