“Estos negocios [las sociedades MJJ Productions y MJJ Ventures] eran una tapadera muy conveniente para poder ocultar el hecho de que, a través de ellas, Michael Jackson lideraba una organización delictiva cuyas operaciones incluían localizar, atraer, cautivar y seducir a los niños que acabarían siendo sus víctimas”, se puede leer en la acusación de Robson.

En dicho documento, el abogado de Robson, Vince Finaldi, ha justificado la decisión de reabrir el asunto ante un juzgado de Nueva York, dos años después de que se desestimara una demanda similar con la que su cliente pretendía responsabilizar por “negligencia” a las dos empresas de los supuestos delitos cometidos contra él por el cantante.

En la declaración escrita Wade Robson también sostiene que la presunta red dirigida por Michael Jackson era “el mayor y más sofisticado entramado de prostitución infantil que el mundo ha conocido”, ya que cubría todas las operaciones de un proceso de “suministro y reparto” de menores de edad que, además, tenía en la que fuera asistente personal del artista, Norma Staikos, a su principal “madame” o persona responsable de coordinar todas las acciones de la organización.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x