El fundamentalista, identificado como Mohamed Bouhlel, permaneció atrincherado en la cabina del camión que había alquilado para cometer el atentado y resistió unos minutos hasta que cayó muerto producto del fuego de las autoridades.

En el interior del vehículo se encontraron granadas y réplicas de armas largas. Según las pericias posteriores, ninguno de los explosivos y los fusiles servían para provocar mayor daño. Sólo la pistola que tenía consigo y con la que disparó contra los agentes de policías.

La escena se vivió alrededor de las 11 pm, 30 minutos después de que Bouhlel iniciara la masacre en el camino costanero de esa importante ciudad turística francesa.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x