Mikel Arriola, director general del IMSS, señaló en entrevista al término del anuncio de las nuevas reglas para la incapacidad por maternidad que para hacer valer este derecho no requiere la aprobación del patrón porque es protestad de la mujer.

Desde el primero de julio de 2016 ya no es obligatorio para las mujeres tomar seis semanas previas al parto y seis semanas después, con las modificaciones podrán traspasar de una hasta cuatro semanas del periodo prenatal al posparto, lo que incrementará en 66 por ciento el tiempo que pasan las mujeres con sus bebés.

La ley prevé el derecho de las mujeres trabajadoras para gozar de incapacidad por maternidad, pero por ‘rigideces jurídicas’ este derecho consistía en un descanso de doce semanas a utilizarse en seis semanas previas al parto y seis semanas después del nacimiento del bebé, ahora las futuras mamás podrán administrar a su conveniencia estas semanas.

Bajo el esquema anterior las mujeres aseguradas por el IMSS recibían dos certificados de incapacidad: el prenatal y el posnatal, invariablemente por 42 días cada uno y la trabajadora debía presentarse ante el Instituto al menos dos veces.

Ahora, sólo se emitirá un solo certificado hasta por 84 días que abarca los periodos prenatal y posnatal, lo que significa una simplificación del proceso administrativo.

Arriola indicó que con esta simplificación de trámites se han liberado consultas médicas que ahora serán aprovechadas por el resto de la población derechohabiente, representando un ahorro de 284 millones de pesos por concepto de consultas en clínicas de Primer Nivel.

«Se empodera a las mujeres a que sean ellas quienes administren sus semanas de incapacidad por maternidad, pudiendo transferir desde una y hasta cuatro semanas del periodo de descanso prenatal al posnatal. Las mujeres podrán disfrutar hasta de 70 días con sus bebés previo a su reincorporación al trabajo, esto es un periodo 28 días mayor al que anteriormente podían disfrutar», expuso.

Asimismo, las mujeres que decidan atender su parto fuera del IMSS sólo tendrán que presentarse una vez a revisión médica, dentro de la semana 34 de su embarazo, con la interpretación de un ultrasonido reciente, es decir, de una antigüedad menor a cinco semanas.

Esta medida beneficiará a alrededor de 75 mil aseguradas al año y liberará espacio equivalente a aproximadamente 400 mil consultas.

En el anuncio de las nuevas reglas de incapacidad por maternidad estuvieron presentes la presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Alexandra Haas Paciuc; la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Lorena Cruz Sánchez; la cuarta visitadora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Norma Inés Aguilar León, la senadora Diva Gastélum.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x