Muro de Donald Trump podría dejar estadounidenses en el «lado mexicano»

La vez más reciente en que funcionarios de Estados Unidos construyeron una barrera a lo largo de la frontera con México, dejaron una apertura en el pequeño camino que conduce a la casa de Pamela Taylor en la ribera del río Bravo (o río Grande).

A Taylor no le han dicho dónde sería construido el muro que promueve el gobierno del presidente Donald Trump, y ahora no sabe si regresarán funcionarios a terminarlo.

«¿Cómo saldríamos?», preguntó Taylor, de 88 años, sentada en la sala de la casa que ella construyó con su esposo hace medio siglo. «¿Se dan cuenta que están castigando a los que viven junto a este río en la parte estadounidense?».

La experiencia de Taylor ilustra algunos de los efectos que podría tener el muro sobre los residentes del Valle del Río Bravo, la extensión de tierra de cultivo y poblados soleados bilingües que forman la punta al extremo sur de la frontera entre Estados Unidos y México. El muro podría dejar a algunos estadounidenses en el «lado mexicano»; técnicamente en suelo estadounidense, pero afuera de una barrera construida al norte del río que separa a las dos naciones. Terratenientes podrían perder propiedad, y quienes perdieron algo de tierra por la cerca existente ya se están preparando para una nueva batalla.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x