Al menos eso es lo que ha dicho la señora Dionisia Chaparro, quien desde hace un mes, todos los días sin falta, se manifiesta públicamente para que el alcalde pague una supuesta deuda que tiene con ella, de cuando era prestamista, y de la que asegura, Garfio no ha dado ni un abono.

Chaparro asegura que el secretario técnico del despacho del alcalde Gustavo Fuentes, le ha ofrecido la cantidad de 40 mil pesos, repartidos en 10 mil pesos por quincena, a cambio de que levante su plantón, durante los dos últimos meses que le restan a la administración.

Ella dice que se negó porque sabe que el dinero saldría del erario y no quiere robarle a los ciudadanos “yo me sentiría como robar a mi pueblo si ese dinero sale del Municipio, tengo un compromiso bien serio con mi pueblo por el apoyo y ayuda que me han dado, yo lo que quiero y ando buscando es justicia, ni citas ni nada”.

Por ello, dice que ya acudió ante el Congreso del Estado a pedir que los legisladores inicien un proceso contra el presidente municipal porque no ha hecho frente a su deuda, aunque dijo que ya antes acudió a Palacio de Gobierno sin recibir una respuesta positiva.

Con un discurso que a veces se antoja increíble, pero que ella ofrece aclarar “si quieres te muestro todos los papeles, mija”, la mujer dice que esos 100 mil pesos es todo lo que “tiene” para darle educación a sus hijos, y para tratarse el mal sicológico que asegura, le ha hecho el alcalde con sus amenazas por exhibirlo públicamente.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x