Todo ocurrió durante la tarde de ayer sábado, en una vivienda ubicada en el cruce de las calles Villa Flor y Villa Chica de la colonia Villa Esperanza.

Según versiones, en dicha vivienda se realizaba una fiesta, cuando el niño de apenas 4 años, se encontraba jugando al exterior con otros amiguitos, fue atropellado por una minivan.

El niño fue trasladado a la clínica San María Madre, en auto personal, sin embargo lamentablemente se reportó su muerte minutos más tarde de su ingreso.

A su vez, versiones aún no oficiales, indican que la camioneta era conducida por el niño de 12 años, que estaba acompañado por su madre, quien a su vez, en un intento desesperado por defender a su hijo, tomó el asiento del piloto para hacer parecer que era ella quien manejaba.

Agentes de la Fiscalía arribaron al sitio y comenzaron con el peritaje de este hecho, sin que hasta el momento se confirme si el menor de 12 años es el responsable.

Related Post