Pascal quedó tan rígido que no se podía mover y el pegamento se pegó tanto a su pelaje, que parecía como si tuviera una segunda piel.

La fundación ’ He’art of Rescue’, informó que el cachorro se quejaba del dolor cuando intentaba caminar, pues el pegamento se quedó adherido a su piel que sangraba y le cortaba la circulación.

El cachorro fue rescatado de las garras de una travesura de niños, que se convirtió en la peor atrocidad para un animal.

Pascal ahora sufre de un gran daño en su piel y los veterinarios aseguran que su recuperación no será fácil.

La ONG pide a los usuarios de las redes sociales, contribuyan con una donación para completar el costoso tratamiento para Pascal.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x