Sin embargo y pese a la flexibilidad que hubo por parte de la dependencia las ventas que reportaron los vendedores ambulantes no tienen comparación con las del año pasado, pues en esta edición las ganancias fueron muy pocas.

Debido a la poca afluencia de chihuahuenses en los festejos del Día del Grito los más afectados no solo fueron los políticos sino los vendedores ambulantes quienes incluso viajan de otros estados de la República pues es un día en que sus ventas se incrementan a tal punto que en una jornada obtienen ganancias al equivalente a una semana de trabajo.

«Nos fue de la chingada compa’, dijó un vendedor que dijo ser de Guerrero,
mientras recogía su puesto.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x