Una maleta que emite olores fétidos, en las calles Nicolás Bravo y Miguel Olea, en la colonia Rubio, fue reportada a las autoridades que acudieron a investigar. En el interior hallaron un perro muerto.

En una llamada anónima a los números de emergencia se reportó que en las calles mencionadas había una maleta de la cual salían olores fétidos, temiendo que en su interior hubiera partes humanas en descomposición.

Al lugar acudieron agentes de la Policía Estatal Única y de Seguridad Pública Municipal para investigar y dentro de la maleta hallaron envuelto en una cobija un perro muerto.

Luego de levantar el reporte de la movilización los oficiales dijeron que llamarán a Municipio para que el departamento correspondiente se haga cargo de levantar el cuerpo del perro.