Chihuahua.- El director general de la Policía Estatal Única (PEU), Pablo Ernesto Rocha Acosta, fue detenido por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), según versiones no confirmadas por el Gobierno del Estado de Chihuahua.

La información a esta redacción fue revelada por personal de dicha dependencia de la Procuraduría General de la República en México, indicando que Rocha Acosta fue denunciado por sus actos policiacos fuera de la ley, sobre todo por hechos ocurrido en el municipio de Ascensión.

Se relata que el comandante, nombrado por el gobernador César Duarte, “sembró” drogas y armas en operativos llevados a cabo en esa región, por lo que algunos de los detenidos ya están libres por orden de un juez federal al comprobarse que los agentes, al mando de Rocha, actuaron mal con la finalidad de dar a conocer avances en materia de seguridad en Chihuahua, mismas que eran presumidas por el mandatario estatal en su combate a la delincuencia.

Así mismo personal de la Policía Estatal indicó que el comandante Rocha Acosta se encuentra en México, al parecer, desde el pasado jueves, señalando que incluso había sido destituido de su cago por el mismo fiscal, Jorge González Nicolás desde antes.

Lo extraño es que ninguna autoridad del Estado, llámese Fiscalía, Policía Estatal, ni el área de Comunicación Social ha desmentido la información.

Cabe mencionar que hace dos años, en abril de 2014, el gobernador del estado César Duarte Jáquez designó al comandante Pablo Ernesto Rocha Acosta como director general de la Policía Estatal Única.

Lo anterior para consolidar el mando único de la Policía Estatal después del relanzamiento de la estrategia de seguridad en el estado.