El 2016 se ha caracterizado por la muerte de grandes personalidades e íconos de la música a nivel mundial.

En medio de dicho panorama, el actor Charlie Sheen publicó en Twitter un deseo algo macabro.

A un día de que falleciera la actriz Carrie Fisher y el mismo día en que moría la madre de la misma, Debbie Reynolds, Sheen escribió: Dear God; Trump next, please! (Querido Dios: el próximo Trump, por favor).

Dicha petición no dudó en repetirla, "Trump next, please!" hasta seis veces y en acompañar sus palabras con un icono de una mano con el dedo corazón levantado.