Robbie Williams se presentó en el Central Hall de Westminster, Reino Unido, en la víspera de Año Nuevo. Durante el concierto el exitoso cantante británico tuvo un comportamiento que indignó a sus seguidores.

El ex "Take That" se mostró asqueado luego de tocar a sus fanáticos durante el show que fue televisado por la cadena BBC.

Las cámaras registraron el momento exacto en que el músico desinfectó sus manos con gel antibacterial mientras hacía una mueca de desagrado.

El gesto del intérprete de "Angels" fue cuestionado rápidamente a través de redes sociales. Además algunos medios como Metro, Daily Mail y Mirror no tardaron en difundir la desafortunada imagen de la estrella de la música.