Un agente del Ministerio Público Federal fue asesinado de un balazo en la cabeza cuando se encontraba a bordo de su camioneta Audi con placas de Jalisco; mientras que su esposa, quien era la conductora, resultó con lesiones de esquirla de bala.

El homicidio ocurrió alrededor de las 22:10 de este martes sobre la lateral de la avenida Paseo de los Leones, a la altura de Paseo de la Cima, en el tercer sector de la colonia Cumbres, a 15 metros del bar El Unicornio Azul.

Miguel Huerta Rosales, de 49 años de edad, quedó sin vida en el lugar. Según testigos, el funcionario no estaba asignado a la Delegación Nuevo León.

Los elementos policiacos señalaron que el ahora occiso estaba comisionado en otro estado del país, sin precisarse cuál, y que estaba en Monterrey porque contaba con una incapacidad por enfermedad.

El caso provocó una intensa movilización por parte de las autoridades, quienes confirmaron la muerte del funcionario, quien quedó tendido sobre el asiento del copiloto.

La mujer, quien no fue identificada, resultó con heridas provocadas por las esquirlas, pero se negó a ser llevada a un hospital y fue atendida en el lugar.

En tanto, los asistentes a los negocios cercanos fueron desalojados tras la llegada de peritos y representantes del Ministerio Público, quienes dieron fe de los hechos.

De acuerdo a las indagatorias realizadas por elementos del grupo de homicidios, aparentemente la esposa estacionó su camioneta blanca frente al negocio Total Wellness para esperar al agente en la lateral de la avenida Leones, donde fue atacado a balazos.

Según las investigaciones, la agresión fue dirigida a él directamente y anteriormente había sufrido un atentado en 2009, cuando estaba asignado a la ciudad de Chihuahua.

Agentes del grupo de homicidios se abocaron a buscar las cámaras de video de algunos negocios que se encontraban abiertos en el lugar para poder ubicar el vehículo en el que viajaban los sicarios; mientras tanto, la esposa de la víctima era interrogada para establecer el posible móvil del asesinato.

Durante varias horas, la lateral de la avenida Leones permaneció cerrada, pues los peritos realizaban las investigaciones de campo.

El cuerpo fue trasladado al anfiteatro del hospital Universitario para la autopsia de ley correspondiente.