La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indicó que si el Estado mexicano tuvo la determinación de dar con el paradero de Joaquín “El Chapo” Guzmán también podría encontrar a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Si (el Estado) pone la determinación que ha puesto en el caso del Chapo podrá encontrar los nombres de los asesinos y hallar a los desaparecidos”, dijo el comisionado Paulo Vannuchi, en la audiencia entre familiares de las víctimas de desaparición forzada, sus defensores, representantes del gobierno mexicano y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington.

Por ello emplazó a los representantes del gobierno mexicano a resolver el caso antes de que se cumpla un año más.

A casi 30 meses del ataque y desaparición de los jóvenes en el municipio de Iguala, padres y madres denunciaron que el Estado mexicano miente para proteger a sus funcionarios por lo que pidieron a la CIDH que mantenga el Mecanismo de Seguimiento porque es su única esperanza para conocer la verdad de lo ocurrido.

En ese sentido el secretario ejecutivo Paulo Abrao reaformó a los familiares que “no están solos” porque el organismo está comprometido con la “continuidad y perfeccionamiento” de la investigación por lo que pidió al gobierno mexicano celeridad en la búsqueda.

Sara Irene Herrerías, subprocuradora de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de México, dijo que el gobierno está empleando todos los mecanismos para avanzar en la investigación pero reconoció que “todos los esfuerzos no serán suficientes hasta saber dónde están los estudiantes y quiénes fueron los responsables”.

El pasado 9 de marzo el Comité de Padres denunció que la Procuraduría General de la república ha impedido el uso de un sistema alemán de búsqueda argumentando falta de recursos.