Andrés Manuel López Obrador pidió al presidente Enrique Peña Nieto y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, “que se serenen, que ya dejen de ver las encuestas, porque eso es lo que los tiene muy preocupados, se comen la uñas”.

Desde Veracruz aseguró estar consciente del “nerviosismo de la mafia del poder” porque se intensificaron los ataques en su contra y de Morena, “pero no vamos a caer en ninguna provocación”.

Sostuvo que Osorio Chong y Peña Nieto están muy preocupados porque Morena, por ejemplo, en Veracruz está arriba en las encuestas al igual que en el Estado de México, donde va a haber elecciones, está en primer lugar y a nivel nacional, cuando le preguntan a la gente, por qué partido votaría para la Presidencia de la República, Morena también está en primer lugar.

En Tlacojalpan, Veracruz, López Obrador insistió en que no va a caer en ninguna provocación aunque tenga “el corazón caliente pero la cabeza fría y aseguró que le ganará a la mafia del poder en todo México, de manera pacífica, sin violencia y con la participación consiente del pueblo mexicano”.

En entrevista, le pidió a Osorio Chong que se serene; está de provocador, quiere subirse al ring, quiere enfrentarlo, que se tranquilice, que se serene, que se ocupe de sus funciones que no lo está haciendo muy bien que digamos, no voy a caer en ninguna provocación”.

Al preguntarle los reporteros si le contestará al secretario de Gobernación sobre la supuesta relación que tuvo con José Luis Abarca, López Obrador respondió que nada porque “el pueblo sabe lo que está sucediendo en México, el pueblo no es tonto, tonto es el que piensa que el pueblo es tonto”.