Luis Enrique Santander cometió un grave error al aprobar la anotación de Mauro Boselli en el juego León vs. Toluca.

La polémica con el arbitraje continúa luego de que Luis Enrique Santander, el primer árbitro que se negó a pitar los juegos de la jornada 10 de la Liga MX, validó un gol con el brazo en el juego entre León y Toluca.

En juego de la fecha 11 del Clausura 2017, el nazareno cometió un grave error cuando aprobó la anotación de Mauro Boselli al minuto 40. Tras un tiro de esquina que cobró Elías Hernández y remató Guillermo Burdisso, el argentino sólo empujó el esférico con el brazo para marcar en ese momento el empate.

Los Diablos Rojos, encabezados por su capitán Alfredo Talavera, no dieron crédito a lo ocurrido en la cancha del Nou Camp León y de inmediato fueron a reclamarle Santander, pero no hizo caso.