El FBI halló al presunto responsable de tomar la camiseta de Tom Brady, la cual se encontraba en México. A la espera de la confirmación oficial de las autoridades estadunidenses, quien resulte culpable del hurto podría pasar casi 100 años en prisión, además de pagar una sanción económica.

En el estado de Texas el delito de primer grado se castiga con 99 años de cárcel y el pago de 10 mil dólares.

El valor del jersey con el que Tom Brady se coronó campeón del Super Bowl LI junto a los Patriotas de Nueva Inglaterra es, presumiblemente, de medio millón de dólares.

Este lunes salió a la luz que el Departamento de Policía de Houston fue quien dio con el paradero de la valiosa prenda, esto gracias a un informante y a la colaboración que se tuvo con el FBI. La camiseta se encontró en México y fue recuperada por las autoridades.

El robo, según las investigaciones, fue realizado por el exdirector de La Prensa, Mauricio Ortega, de quien se cree está involucrado en un robo similar, en este caso de los tachones y el casco de linebacker de los Potros, Von Miller, en el Super Bowl 50.

Además se encontró otro jersey de Brady en la casa del directivo. El hallazgo se dio el 12 de marzo en una casa en Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México.

Más tarde, la cadena FOX difundió un video en el que se observa la forma en la que aparentemente manera en la que se sustrajo la playera del mariscal de campo de los Pats desde el vestidor.