Como de costumbre, el portátil más potente de Apple estará disponible en versiones de 13 y 15 pulgadas. El de 13 mide 14,9 mm de grosor, por lo que es un 17% más delgado que su predecesor. También es más pequeño (tiene un 23% menos de volumen) y pesa poco más de 1,3 kg. El de 15 pulgadas mide 15,5 mm de grosor, un 14% menos que su predecesor. Tiene un 20% menos de volumen y pesa poco más de 1,8 kg. En general son más pequeños y más ligeros. Además estrenan color: gris espacial, aparte del plateado.

Lo que no ha reducido Apple es el tamaño del trackpad, que ahora es el doble de grande. El teclado también es nuevo, estrena mecanismo de mariposa de segunda generación. E incorpora un sensor de huellas dactilares en el extremo superior derecho, que al mismo tiempo funciona como botón de apagado del MacBook. Se trata de un Touch ID de segunda generación asociado a un chip Apple T1 para asegurar la seguridad de nuestros datos. ¿Lo mejor de todo? El sistema cambiará de cuenta de usuario según la huella que apoyemos sobre el lector.

Pero la auténtica protagonista de la base del portátil se llama Touch Bar. El nuevo MacBook Pro sacrifica las teclas de función para integrar un pequeño panel OLED con funciones multitáctiles, cuya interfaz cambia de manera dinámica según el programa que estemos usando en ese momento.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x