En octubre Petróleos Mexicanos solicitó al Departamento de Comercio permiso para cambiar su crudo pesado por petróleo más liviano producido en formaciones de esquisto.

El permiso fue concedido. El esfuerzo fue parte del plan de la empresa para aumentar la calidad de los combustibles en sus refinerías, y llegó meses antes de que el gobierno eliminara todas las prohibiciones a las exportaciones de petróleo de Estados Unidos.

Sin embargo el petróleo no ha llegado, según los informes más recientes de la Oficina del Censo de Estados Unidos y la Secretaría de Energía. Pemex dice que no tiene sentido económico traer crudo de Estados Unidos a los precios actuales. Incluso si el potencial de ganancias mejora, la cuestión sigue siendo si la infraestructura de México sería capaz de manejar las importaciones y si sus refinerías en crisis podrían procesarlo.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x