Durante la presentación del plan de negocios 2016-2021 de la petrolera, el directivo aseguró que hoy Pemex tiene finanzas estables gracias a los severos ajustes que se implementaron este año (con un recorte presupuestal de 100 mil millones de pesos) y a los apoyos que la empresa recibió del gobierno (inyección de 73 mil millones para liquidez, 39 mil millones de beneficio fiscal y 184 mil millones como ayuda para fondear su pasivo laboral), así como medidas para acceder a mercados financieros.

«A tal grado que el próximo año Pemex tendrá un superávit primario y puede regresar a un equilibrio financiero para 2020 o 2019», dijo Anaya.

Lo anterior, detalló se traduce en que Pemex estabilice su deuda en los mismos años y además empiece un proceso de recuperación gradual pero sostenido de la plataforma de producción.

No obstante, en las proyecciones que establecen el plan de negocios la producción de crudo para 2021 sería de apenas 2 millones 195 mil barriles diarios. Para el cierre de este año se espera que la producción termine en 2 millones 130 mil barriles diarios y que baje a un millón 944 mil en 2017.

González Anaya, dijo que el principal reto para Pemex exploración y producción es remplazar la caída en la producción de Cantarell, yacimiento que en su mejor época generó 2 millones de barriles diarios hoy produce cerca de 200 mil.

En el evento, en el que participaron los secretarios de Hacienda y Energía, José Antonio Meade y Pedro Joaquín Coldwell, así como el secretario general del sindicato de Pemex, Carlos Romero Deschamps, Anaya planteó los tres escenarios que vislumbra la petrolera.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x