Pequeña niña siria de 11 años viaja 3 Km para ir a la escuela

“Cuando vivíamos en Alepo, estábamos llenos de juguetes”, le cuenta a la cámara Israa, una niña siria de 11 años. “Un misil destruyó todo. Desapareció todo”.

En el documental, Israa se comporta como la mayoría de las niñas preadolescentes: corre a los saltos por pastizales y juega con otros niños. Pero cuando se encuentra con las otras familias que viajan a Europa en busca de asilo, se emociona y se queda en silencio.

“Ella ama a todos”, dice su padre, Tarek. “Quiere que todos vivan a salvo y en paz. No quiere que nadie sienta su pérdida”.
Israa explica lo importante que es que su familia se mantenga unida durante su viaje, en particular debido a su hermana Shahed, quien tiene discapacidades mentales y físicas que la confinan a una silla de ruedas. Su padre, de 50 años, insiste en ser el único en transportarla.

Related Post