Pesaje en ropa interior, sangre y una cara desfigurada

Cuando se habla de boxeo figuras como las de Muhamad Ali, George ForemanSugar RayRocky MarcianoMike TysonFloyd Mayweather o Manny Pacquiao vienen a la mente. Más difícil es pensar en leyendas del pugilismo femenino. Pero aunque ellas no son tan conocidas, el pasado fin de semana tuvo lugar uno de los mejores combates de toda la historia dentro del boxeo femenino.

Ebanie Bridges y Shannon Courtenay se enfrentaron por el título del peso gallo de la Asociación Mundial del Boxeo Femenino (WBA). En un combate pactado a diez asaltos, de dos minutos cada uno, la victoria cayó del lado de Courtenay por decisión unánime de los jueces.

Conocida como ‘La asesina con cara de bebé’, la británica de 27 años se proclamó campeona del mundo en uno de los que ya es considerado por los especialistas como una de las peleas candidatas a ser declarada como ‘el combate del año’. En un feroz cara a cara dentro del cuadrilátero, las dos púgiles salieron victoriosas en parte, la cuestión es ¿por qué?

Pues por algo que en nada o todo tiene que ver con el deporte. En un momento en el que en las diferentes disciplinas se lucha por la igualdad de género y por romper el techo de cristal, este combate por el peso gallo podría haber pasado inadvertido prácticamente para el gran público, pero no fue así gracias a todo el show que montó Ebanie Bridges.

La ‘Bombardera Rubia’

La boxeadora australiana se presentó en el pesaje, antes del combate en el Wembley Arena, en ropa interior. Su imagen no tardó en dar la vuelta al mundo, al mismo tiempo que se abría un debate: ¿era necesario este espectáculo? ¿Ayuda en algo al boxeo femenino? ¿Cuál era la intención de Bridges?

La boxeadora Ebanie Bridges, en ropa interior durante el pesaje por el título del peso gallo de la WBA

La boxeadora Ebanie Bridges, en ropa interior durante el pesaje por el título del peso gallo de la WBA

 

Ebanie Bridges acudió al pesaje en ropa interior sin tapujos, en un acto que se puede ver como de empoderamiento femenino. Si ellos lo hacen en pecho y en calzoncillos, por qué no ellas también en lencería. Pero un acto como este suele ir de la mano de las críticas y estas le llegaron a la de Sídney, incluso por parte de sus compañeras de profesión.

Muchas de ellas no entendieron la puesta en escena de Bridges y la llegaron a acusar de haber conseguido la pelea ante Courtenay gracias a sus pechos operados y a sus salidas de tono en los pesajes. Incluso su propia rival la acusó de no ser un buen ejemplo para el boxeo femenino.

Ebanie Bridges - Shannon Courtenay, durante el pesaje por el cinturón del galo de la WBA

Ebanie Bridges – Shannon Courtenay, durante el pesaje por el cinturón del galo de la WBA

 

«Se dice que quieren que el boxeo femenino tenga una audiencia mayor, yo también lo deseo, pero por otra clase de razones. Hay mujeres que lo dieron todo para llegar a donde estamos ahora las boxeadoras y no para que tengamos que hablar de ropa interior. Tengo una hija de 14 años y quiero hablar de mi trabajo, del boxeo, no de lucir el cuerpo», señaló Courtenay.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x