Tampoco ayudó al peso el dato de inflación de Estados Unidos que se dio a conocer en el día, más fuerte de lo esperado y que impulsa así, una escalada generalizada del dólar frente al resto de las divisas y una posible subida de las tasas de interés en el año.

Un eventual incremento de las tasas de la Fed podría precipitar la salida de inversionistas de activos denominados en pesos mexicanos.

Entre todas las monedas seguidas por Bloomberg, sólo el dólar de Surinam ha caído más esta semana.

«Este es el inicio de la volatilidad para los dos lados (…) No es improbable verlo (al tipo de cambio) abajo de 19 o arriba de 20» pesos por dólar, estimó Benito Berber, estratega de Nomura Securities en Stanford.

Para el experto, la reñida carrera electoral en Estados Unidos será el otro gran factor de volatilidad presionando al peso, que seguirá con atención los resultados de las encuestas entre la candidata demócrata Hillary Clinton y el republicano, Donald Trump.

«Trump está subiendo en las encuestas y el peso mexicano está cayendo. Si Trump gana, el peso va a ser la moneda más afectada», dijo Christian Lawrence, estratega de tasas y moneda de Rabobank NA en Nueva York.

El jueves, un subgobernador del banco central de México dijo que la debilidad del peso contra el dólar podría generar riesgos para la inflación, y que ese es un factor a considerar en las decisiones de política monetaria.

La moneda de México registró un retroceso semanal del 3.7 por ciento, el mayor desde inicios de mayo, y acumula en lo que va del año una pérdida del 13.9 por ciento.

Los mercados en México permanecieron cerrados el viernes debido al feriado local de Fiestas Patrias.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x