PETA secuestra y sacrifica a cachorro «por error»

Hace tres años, el personal de PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) sacrificó a una perrita chihuahua a la que encontraron en la calle, sin ningún collar.

De acuerdo con la ley, se necesita una espera de cinco días para determinar si se termina o no con la vida de un animal. Para sacrificar a Maya no esperaron ni unas horas.

El hecho ocurrió en Eastern Shore, Estados Unidos, pero no era un perro callejero, tenía dueños, cuyos argumentos señalan que el can fue secuestrado.

Tras una demanda, la asociación intentó llegar a un acuerdo con las víctimas e indemnizar a Cynthia, la niña de nueve años que recibió a Maya como regalo de Navidad, con 49 mil dólares (882 mil pesos).

En sus declaraciones, Wilber Zarate aseguró que el can estaba sano y acusó a PETA de practicar masivamente la eutanasia. La asociación se disculpó entonces por el «terrible error».

«Nos disculpamos de nuevo y expresamos nuestras condolencias a la familia Zarate por la pérdida de su perra Maya. El señor Zarate ha reconocido que fue un error desafortunado de PETA y de los individuos involucrados», publicaron.

Ahora, la organización donará también 2 mil dólares (36 mil pesos) a la Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales en honor a Maya.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x