En entrevista, el legislador dijo que la legislación electoral prohíbe a los partidos políticos recibir dinero de los Gobiernos, además de que esos recursos fueron entregados en detrimento de las finanzas del estado, que ahora atraviesa por una grave crisis financiera.

“El PRI tiene que regresarle al pueblo de Chihuahua el dinero que César Duarte le robó al pueblo de este estado, por tres razones: la primera es que la Ley General de Partidos Políticos prohíbe recibir dinero de los gobiernos; la segunda es porque el PRI tiene que dejar de ser cómplice de sus funcionarios y, la tercera, es porque corrupto es también quien recibe y Enrique Ochoa debe de regresar ese dinero que es producto de la corrupción”, sostuvo.

Fue el domingo pasado que la Secretaría de la Función Pública de Chihuahua detectó que durante la administración de Duarte se retuvo, de manera ilegal, el 5 por ciento del salario de 800 empleados, los cuales sumaron alrededor de 100 millones de pesos que fueron enviados al PRI.

López Martín dijo que solicitará a la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) la eliminación del secreto fiscal y bancario para Duarte, con el fin de que se puedan agilizar las investigaciones.

“Afortunadamente la norma electoral es rigurosa en esta materia y existen las herramientas para rastrear cada peso que Duarte les robó a los chihuahuenses y vamos a pedir que se determine a través de una auditoria que identifique el paradero de los impuestos que pagaron estos ciudadanos con tanto esfuerzo y que Duarte puso en manos del PRI”, manifestó.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x