-Piden Jesuitas JUSTICIA hasta Europa
-La Capital en aparente calma
-AEI: Sin pies, ni cabeza

DE nuevo le entró la presión al Gobierno del Estado con el asunto de la INJUSTICIA SIN RESOLVER  de lo ocurrido en Cerocahui, Urique, Chihuahua. Hasta Inglaterra, Francia o Italia donde está la gobernadora Maru Campos le llegó el duro mensaje de los jesuitas, pero no les ha contestado ni por videollamada. Indican los de la Compañía de Jesús que se cumplió un mes del asesinato de sacerdotes y civiles, y hasta la fecha señalan que el Estado los ha abandonado.

¿Qué se ha hecho? , pues a un mes llevan 14 personas detenidas, que según ellos, están vinculadas con ‘El Chueco’, y para que llame más la atención, las autoridades les ponen lazos familiares, que su tío, sobrino, compadre, ya nomas les falta que arresten hasta el perro del capo más buscado de Chihuahua.

Le hacen a la faramalla enorme, pero sabes que ‘El Chueco’ ya no está en Urique, es más, ya no está ni en Chihuahua, y se presume que ni en México.

Por lo pronto,  a un mes del doloroso asesinato de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora, y de dos laicos en Cerocahui, Chihuahua, la Compañía de Jesús en México sigue exigiendo justicia, y ahora la exigen hasta Europa.

PARA un gobernante es indispensable echarle humildad en sus desatines, y Marco Bonilla en la capital ha confirmado que su talón de Aquiles es la inseguridad. Tras una racha de masacres y hechos violentos en la capital, se respira una tranquilidad ya que hasta ayer por la tarde eran 6 días sin hechos violentos. No es casualidad, ni suerte ya que la Policía Municipal ha mantenido sus puntos de revisión en la carretera a Juárez, y Cuauhtémoc, principalmente. Baja mucho sicario de la Sierra y Juárez nomás a venir a matar gente en la ciudad de Chihuahua, como el caso de los sicarios niños que les aseguraron una hoja con varios nombre de “ejecutables”, por cierto, banda que detuvo la policía municipal. Ayer igualmente detuvieron a otros “niños” con dos armas de fuego, entre otras detenciones de alto impacto se la ha rifado la municipal. Ayer hubo dos ejecutados, uno en esta ciudad, y otro en una brecha de Aldama, que corresponde a Aquiles Serdán.

Otra atinada del presidente municipal es que los vecinos de colonias inseguras, donde han ocurrido incluso masacres, nos informan que de pronto tocan la puerta de sus casas, y al abrir se topan con la sorpresa que se trata de Marco Bonilla. Algunos esconden sus carteras por su investidura de político, pero muchos más se sorprenden que ande el alcalde en la tarde noche tocándoles la puerta y recorriendo sus calles sin temor alguno, y escuchando a la ciudadanía.

HABLANDO de inseguridad, la Agencia Estatal de Investigación (AEI) está trabajando sin pies ni cabeza y no solo los malandros aprovechan esta situación, también los mismos policías quienes se meten en broncas y no pasa nada.

Aquí les van unas muestras de ello.

Dicen que el pasado fin de semana, el comandante de AEI en Ojinaga, de apellido Vela, andaba como el “tío Calulo” y le puso una “madrina” a una perito.

Pero no solo fue la agresión, se comenta que incluso hasta sacó su arma de cargo y le apuntó. La joven agredida, fue a pedir apoyo a un grupo de policías de la Comisión Estatal de Búsqueda que se encontraban en la ciudad. La queja llegó a los altos mandos de la AEI, pero como el comandante Vela está bien “puesto” con sus jefes, tanto el Segundo Comandante, con base en Ciudad Aldama, como con el primer comandante de la zona centro, pues lo único que hicieron fue mandarlo a Aldama, como para que se recuperara de la crudota por el alcohol y de la cruda moral por lo que hizo.

Otro asunto, es el del policía investigador que se grabó conduciendo a 180 kilómetros por hora una unidad oficial, al tiempo que traía entre sus piernas una cerveza y era acompañado por una mujer civil.

¿Saben qué cuál fue el castigo para este agente? Simplemente lo mandaron a descansar al turno nocturno, a cuidar unas oficinas para que pueda dormir toda la noche tranquilamente sin que nadie lo moleste. Ese fue el castigo.

 

 

Escríbanos al correo electrónico de SIN PELOS EN LA LENGUA:  [email protected]

 

 

 

Related Post

Leave a comment