Informes extraoficiales señalan que el Estado obtuvo ganancias para llevar a cabo ese contrato a pesar que dicho sistema de transporte nunca funciono y el recaudo siempre tuvo fallas.

Por tal motivo, los concesionarios están en contra de que se retire el sistema de recaudo, mismo que cambiara a efectivo a partir de mañana miércoles.

La empresa se llama Xerox, cuyos propietarios pueden demandar al Gobierno al no cumplir el plazo de ocho años.

El gobernador Duarte señalo ayer en una entrevista que tiene una fortuna de 100 millones de pesos, así como ranchos y varias propiedades, «como 20 o 30», indicó.

Cabe mencionar que el sindicato de choferes y concesionarios exigen al gobernador del Estado que les explique donde ha quedado el dinero que la empresa continúa recabando o que se consiguió durante los últimos meses, ya que todo el dinero para sueldos y diésel está saliendo de del pasaje que se paga en efectivo.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x