En particular, el legislador pretende indexar el IEPS para que no pierda valor ante la inflación y se ajuste año con año.

“Considerando la inflación acumulada entre 2011 y 2016, el componente específico del impuesto especial tendría que ser de 42 centavos por cigarro y no de 35 centavos como está actualmente”, consideró.

Por su parte, la perredista Maricela Contreras aseguró que “las medidas fiscales son más efectivas para reducir el consumo y la prevalencia de enfermedades asociadas”, por lo que pidió aprobar la medida para no “permitir que estos productos sean más accesibles a nuestros niños y jóvenes”.

Finalmente, Germán Ralis, de Movimiento Ciudadano, apuntó que esta medida no se trata de un aumento o nuevo impuesto sino de un ajuste inflacionarios, por lo que su aprobación no entraría en conflicto con el Acuerdo de Certidumbre Tributaria firmado en 2014 con el Poder Ejecutivo.

“Mientras el sector salud destina el 8 por ciento, poco más de 43 mil millones de pesos, de su presupuesto anual a gastos directos de atención médica relacionados al consumo de tabaco, el Seguro Popular y otras instituciones enfrentan una reducción de recursos importantes que le impedirá cubrir algunas enfermedades”.

«Las mejores prácticas internacionales recomiendan aumentar los impuestos al tabaco de manera que alcancen un nivel mínimo de 75 por ciento del precio de venta al público o al menos evitar que el componente fijo pierda valor en el tiempo ya que éste tiene un mayor efecto en las decisiones de consumo», remató.

Con información de Notimex.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x