El comisario del Servicio de Policía Local de Bruselas oeste, Johan Berckmans, no está contento con el hecho de que algunos de sus agentes «se habían involucrado más en cazar pokémones el día de la fiesta nacional que en velar por la seguridad», indica el periódico.

Se ha abierto una investigación después de que varios testigos aseguraron haber visto ese día a agentes jugar a Pokémon Go.

Además de estar en el nivel 3 de alerta por amenaza terrorista, Bélgica reforzó tras el ataque terrorista en Niza el pasado 14 de julio la seguridad en la capital con motivo de la fiesta nacional belga.

Related Post