Portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, principal delito en México

Ochenta y cuatro por ciento de los principales delitos cometidos a escala federal, materia de causa penal, son portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, contra la salud y robo de hidrocarburos. De las 29 mil 955 personas imputadas que cometen las infracciones, la mayoría tienen entre 18 y 30 años, estudios de secundaria y no son adictos a drogas.

De acuerdo con el Poder Judicial de la Federación, de noviembre de 2014 al 31 de diciembre pasado finalizaron 552 juicios orales en 36 Centros de Justicia Penal Federal, que representan 1.8 por ciento del total. Fueron condenadas 402 personas, 20 de ellas mujeres. En nueve casos se realizaron 55 por ciento de juicios orales en Nuevo León, Chihuahua, Reynosa, Ciudad Victoria, Sonora, La Paz, Puebla, Sinaloa y Michoacán.

Además, 35.6 por ciento de las causas penales fueron por secuestro. Las acciones realizadas por la Procuraduría General de la República (PGR) con el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) han motivado la judicialización de 63 causas penales por delincuencia organizada y otros delitos federales.

Fueron imputadas en estas causas 448 personas, de las cuales 46 (10 por ciento) son mujeres y 402 (90) hombres.

Entre las 14 medidas cautelares previstas en el Código Nacional de Procedimientos Penales, cuatro concentran la mayor frecuencia de solicitudes del Ministerio Público y las otorgan jueces especializados desde que se inició la operación del NSJP a escala federal.

Estas son: prisión preventiva, presentación periódica ante el juez o autoridad que éste designe, exhibición de una garantía económica y permanecer en el lugar de residencia o en el área territorial que determine el juzgador. El mismo patrón se presenta en los tres principales delitos antes mencionados.

La presentación periódica ante el juez o la autoridad que éste designe es la medida cautelar que se impone con más frecuencia en tres de las formas de solución de conflicto que prevé el NSJP: procedimiento abreviado, suspensión condicional del proceso y acuerdo reparatorio.

A diferencia de las tres anteriores, en el caso de juicio oral la medida cautelar que se impone con más frecuencia es la prisión preventiva. Esta se aplica siempre y cuando se trate de un delito grave, exista riesgo fundado de que la persona imputada se sustraiga de la acción de la justicia y por cualquier otra circunstancia que le impida presentarse ante la autoridad judicial.

Related Post