El también presidente de la comisión de Obras y servicios Públicos en el cabildo local, se dijo preocupado por la problemática por las crecientes precipitaciones de agua en la ciudad; al poner en riesgo la integridad de las personas que ocasiona algunos daños a la circulación y al patrimonio inmobiliario,

“Este estudio, lo realizaron expertos mediante un análisis de sitio, sobre los escurrimientos de agua que impactan en las principales calles de la zona centro de la ciudad, y otras zonas como la Avenida de la Cantera y periférico de la Juventud, que presentan además de una problemática recurrente de inundación, que en su conjunto son una amenaza para algunos edificios públicos como el Museo Casa Chihuahua que cuando llueve es uno de los más afectados, así como la población misma”, indicó Montes de Oca.

El regidor integrante del cabildo local, precisó que este estudio de sitio, se pretende identificar los volúmenes de agua, así como la velocidad y lo más importante se puedan remediar y ofrecer soluciones a dicha problemática.

“A raíz de nuestra propuesta se iniciaron estos estudios con bases científicas, con la participación del ingeniero Antonio Cervantes, donde se presentó a Obras públicas del municipio y por ello esperamos hacer este diagnóstico de manera pública, para que se conozca los puntos vulnerables del centro y de otros puntos de la ciudad, para así partir de este estudio y ponerle solución de manera integral. Lo propondremos ante el cabildo las posibles soluciones, para incidir en la ciencia de la siguiente administración y pueda arroparse este estudio y aplicar las posibles soluciones”.

Además, expresó que se pretende que cuando vienen las crecidas de las lluvias ocasionen los menores daños posibles a la población, así como a las viviendas, además de poder aprovechar que sirvan de vasos reguladores de agua, y controlar los escurrimientos al aminorar los caudales y tirantes hidráulicos. Concluyó el regidor.

El experto José Antonio Cervantes, explicó que este estudio que realizaron en la zona centro de la ciudad, contemplan 2.4 kilómetros cuadrados, de calles del centro histórico que históricamente se inundan tales como; la Avenida Ocampo, 20 de noviembre, la Pacheco, Aldama, la calle 13, y que desembocan en el canal Chuvíscar. Por lo que se plantea una solución al mediano y largo plazo con obras muy específicas para contener y encausar los escurrimientos, para que sean menos los efectos negativos de las precipitaciones pluviales y que al contrario, se pueda aprovechar toda el agua que cae del cielo. Dijo.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x