El primero en entrenar en acción fue Lindolfo Delgado, quien venció al tailandés Amnat Ruenroeng con un nocaut técnico en el segundo round, en la final de la categoría de 60 kilogramos.

Luego llegó Juan Pablo Romero, de 26 años, quien venció en los 69 kg al alemán Arajik Marutjan, medallista de bronce en el Mundial de 2013.
La jornada la concluyó Joselito Velázquez al llevarse el oro por decisiónante el ecuatoriano Carlos Eduardo Quipo, en 49 kilogramos.

Con los pases de Joselito, Lindolfo y Romero, son seis boxeadores mexicanos los que competirán en Río 2016, con las clasificaciones que ya habían logrado Elías Emigdio (52kg), Raúl Curiel (64kg) y Misael Rodríguez (75kg).

Esta es la representación más grande de pugilistas nacionales a unos Olímpicos desde Sydney 2000, justa a la que también asistieron seis; precisamente en la que se ganó la última medalla en este deporte con el bronce del chihuahuense Cristian Bejarano.

Related Post