Regresa a Cuchillo Parado sesión solemne… una hora tarde

Noticias de Chihuahua.- Chihuahua.- Los diputados de la LXVII Legislatura no quisieron pelear más y como el rey Salomón a todos les dieron gusto nombrando tres sitios para conmemorar la Revolución Mexicana, cuya primera fecha tuvo lugar hoy en la comunidad de Cuchillo Parado, en el municipio de Coyame del Sotol, hasta donde se trasladaron los tres poderes del Estado para una sesión solemne.
Luego de que la pasada legislatura le despojó de su tinte histórico, hoy los coyamenses estuvieron de fiesta, al menos para ver llegar por un día al año, a las máximas autoridades de la entidad, que les trajeron palabras, guardaespaldas, bullicio y una comilona entre los tres poderes, en la primera actividad sincrónica de las tres mujeres que los encabezan, María Eugenia Campos del Ejecutivo, Georgina Bujanda del Legislativo y Miriam Hernández del Judicial.
Antes, fueron testigos de una exhibición de productores de la comunidad y del inicio de la ya tradicional cabalgata, en la que con sombrero y botas vaqueras y otros al estilo Indiana Jones como el diputado de Morena Oscar Castrejón, la mayoría de los participantes presumió también saber montar a caballo, bajo las notas de la banda de música del estado.
Una hora tarde, con solo 29 de los 33 diputados uniformados con camisa blanca, y rompiendo el protocolo, la presidenta del Congreso Georgina Bujanda hizo pasar a una nerviosa alcaldesa, la primera mujer y la más joven alcaldesa de Coyame del Sotol, Ilse Torres, a fin de que diera la bienvenida y acreditó a la gobernadora María Eugenia Campos el que “se le haya restituido a la localidad lo que siempre ha sido, la cuna de la Revolución”, aunque no fue eso lo que se regresó sino solo un reconocimiento por su importancia en el movimiento armado, como centro de uno de los primeros alzamientos en busca de la libertad.
Una vez ya instalada la sesión comenzaron los discursos, con el diputado Óscar Avitia diciendo que por decreto se establece celebrar hoy sesión solemne en el reducido salón de Cuchillo Parado, donde sin embargo, no caben los 157 habitantes con que contaba al año pasado, según el INEGI. Algunos pues deambularon por el exterior, esperando que terminara la perorata para que pudiera servirse la comida.
Tras los honores a la Bandera y la entonación del Himno Nacional, intervino entonces la diputada Ivón Salazar Morales, la René Frías del tema en la legislatura actual, que no necesitó ni mesas de trabajo con historiadores ni polémica entre pueblos para lograr, tras una iniciativa, que el pleno aprobara realizar una sesión solemne tanto en Cuchillo Parado como en San Isidro, Guerrero, este viernes 19, para seguir celebrando, al menos políticamente, el inicio de la Revolución Mexicana.
Salazar aprovechó entonces para recordar sin mencionar a Frías y con actitud triunfalista decir que “con o sin decreto Cuchillo Parado es y será la Cuna de la Revolución, ¡viva mi general Toribio ortega!”, y entonces vinieron las vivas y los aplausos.
Pero como ella es de representación proporcional, plurinominal pues, también el diputado panista Ismael Pérez Pavía, representante él sí del distrito 11, tomó la palabra para echarle más crema a los tacos, aunque no eran los que la gente esperaba afuera, en la comida ofrecida por los tres poderes del Estado en conjunto.
A pesar de que dijo que hablar del pasado ya no importaba sino del presente cercano, Pérez Pavía aprovechó también para politizar y llevar agua al molino estatal y decir que “no hay dinero para nada, debemos cerrar filas con nuestra gobernadora, luchemos ahora para garantizar que bajo este sol todos tengamos trabajo y logremos ser felices, recordando que la tierra es de quien la trabaja”, y al final como si aún anduviera en campaña y apropiándose del eslogan oficial de la administración actual dijo que “juntos sí vamos a poder”.
Entre el auditorio, que se deshizo en aplausos de pie cuando entraron las representantes de los tres poderes del Estado, presentes estaban también algunos representantes todavía de los veteranos de la Revolución, que con vestimenta alusiva y una gran manta de color guinda, se levantaron para recibir también sus aplausos.
Finalmente, saludando casi a cada persona presente, la gobernadora María Eugenia tuvo un lapsus y dijo saludar “a los tres poderes del Estado” y entonces nombró a la presidenta del Congreso Georgina Bujanda y a la del Tribunal Superior del Estado Miriam Hernández, y le faltó uno, el suyo propio, el del Ejecutivo, cuya representante leyó un discurso lleno de frases poéticas que no decían más que lo mismo, que en esta tierra se movieron hombres llenos de esperanza de una nación más justa, cuyo heroísmo radica en la persistencia, aseguró; y a diferencia a cómo se acostumbraba en los sexenios anteriores, ahora no hubo promesa de obra alguna, de alguna inversión que viniera de la mano de las palabras y las vivas huecas, que le diera algo tangible a esta tierra árida y seca, y a la que llegó en avión para la sesión de este domingo.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x