Un pequeño robó los reflectores durante varios segundos por las divertidas caras que era capaz de hacer cuando era enfocado por las cámaras.

Solo con miradas, movimientos de hombros y pequeñas sonrisas logró hacer reír a los comentaristas del partido que desviaron su atención por completo al niño.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x