Debido a las quejas que han manifestado algunos usuarios sobre el desorden que se vive a la entrada del Hospital Morelos del Instituto Mexicano del Seguro Social, por los puestos colocados alrededor señaló que se revisan de manera regular.

“Constantemente los estamos revisando, el recorrido es diario, no hay permisos nuevos, los que están ahí son los de siempre, ni en esta administración ni en la anterior se han otorgado permisos nuevos”, explicó.

Sin embargo, a pesar de lo que expresa la ley y de que sí se realiza en otros operativos, en este caso “procuramos hasta donde más se puede no retirarles su mercancía porque también entendemos que tienen una necesidad social que es el empleo, “mas sin embargo”, deben hacerlo dentro de lo regulado”, agregó.

No obstante, señaló que si hay ambulantes es porque la gente así lo estimula “los operativos se dan de manera constante, pero sí hay vendedores es porque hay gente que les compra, si es tanta la queja lo mejor es que no les compren para que poco a poco comiencen a retirarse y ya nosotros les buscaremos la alternativa de buscarles otro espacio”.

Reconoció sin embargo, que no se trata de una empresa sencilla ya que “no es fácil acabar con el ambulantaje, es un fenómeno social, no desaparece con un borrador”.

Sobre los vendedores de donas, yerbas, micas y otros objetos, que se colocan incluso en la banqueta de la entrada del hospital, señaló que si no cumplen con las condiciones son retirados, ya que “la vía pública es “imprescriptible”, nos pertenece a todos y no tienen por qué poner sus cosas como si fuera propiedad privada”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x