Según el reporte, los cuatro empleados compartían las fotografías con otros empleados a través de un chat, donde calificaban sus cuerpos del 1 al 10. En su posesión se encontraron al menos 100 imágenes, entre las que figuraban encuadres de los pechos y glúteos de sus compañeras, así como fotos personales de algunas clientas.

Todo se descubrió cuando uno de ellos fue descubierto por otro de los empleados, mientras esté registraba el contenido de uno de los dispositivos en el cuarto donde hacen las reparaciones. Incluso un ejecutivo de Recursos Humanos de Apple tuvo que viajar hasta Australia para investigar el asunto.

Apple insiste en un comunicado que no encontró evidencia sobre la transferencia de esas imágenes, pero las oficinas de Cupertino confirmaron que despidieron a varias personas como resultado de la investigación.

El año pasado, en una tienda Apple de Melbourne varios empleados corrieron a un grupo de adolescentes negros por el temor de que “robaran algo”. La tienda se disculpó públicamente por el hecho, y Tim Cook envió un correo llamando al incidente “inaceptable”.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x