Casi cuatro décadas después, una mujer llamada Jessica Cuesta dio con el anillo buceando y decidió regresarlo a su propietario.

“Mis suegros tienen por costumbre ir un día de julio a comer a la isla de Benidorm, así que nos fuimos a pasar el día. De repente, nadando, me di cuenta de que se me había caído el anillo. Volví al agua y lo busqué durante un buen rato, pero no tuve suerte”, contó el hombre.
Para dar con el dueño, compartió en su perfil de Facebook una fotografía con el siguiente mensaje:

“Segundo intento. He encontrado un anillo de bodas buceando en la isla de Benidorm. Me encantaría poder devolvérselo al dueño. Se ha perdido hace mucho, mucho, porque estaba cubierta de sedimento.

Es de una pareja que se ha casado el día 17-02-1979. ¿Pueden compartir esto, por favor? Para mí es muy importante poder devolvérselo. Muchas gracias a todos”.

Su post tuvo una respuesta masiva y llegó a la sobrina de la pareja, quien los contactó con Jessica y así pactaron una cita para el próximo 26 de septiembre.

“Ha sido una grata sorpresa, porque más que lo material, lo importante es lo simbólico y emocional, ya que es el anillo con el que nos casamos en la iglesia”, comentó Agustín.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x