Esta es la historia de Shirley Meléndez, una joven peruana que denuncia negligencia médica y exige se haga justicia.

El caso de Shirley, ha saltado a las páginas de los medios, no solo de Perú, sino también a nivel internacional, ya que su caso ha provocado estupor y polémica en el campo médico del país sudamericano.

De acuerdo al testimonio de Shirley, ella acudió al hospital Meléndez, al Hospital Nacional Guillermo Almenara Yrigoren para recibir tratamiento por los cálculos renales que le detectaron y los problemas para poder miccionar.

Sin pensarlo, la joven acudió al nosocomio para recibir el tratamiento para su mal, pero después de diversos análisis a los que fue sometida, los médicos la sometieron en tres ocasiones a cirugía para extraerle los cálculos renales.

Sin embargo, recuerda, tras la tercera cirugía ingresó de emergencia al hospital nuevamente, y le colocaron mal un catéter, y en mal estado, lo que agravó la situación de la joven mujer, que no pudo soportarlo y se desmayó.

Fue inducida a estado de coma, se le realizó una traqueotomía y posteriormente sufrió un paro cardiorrespiratorio, destaca el diario, El Tiempo.

Parecía que todo había pasado pero sus extremidades presentaron signos de necrosis, por lo que tuvieron que ser amputadas.

“Yo había entrado caminando, simplemente me fui preocupada porque no podía miccionar para pasar a estar en un riesgo de muerte”, comentó Shirley al diario peruano El Tiempo.

Related Post

Suscribirse
Notificar de
0 Comentarios
Retroalimentación En Línea
Ver todos los comentarios
0
Deseas comentar esta nota? Deja tus comentariosx
()
x